Las normas, ¿existen o son los padres?


¿crees que el cartel surtirá efecto?


¿A que parece que está atendiendo al cartel? 😂

Para nada, es más, la pelota no era suya, le gustó y la cogió. Tiene 2 años, para él todavía es todo posible.

Recuerdo cuando estaba deseando independizarme para hacer "lo que quisiera". También recuerdo la primera vez que viví sola y la extraña sensación de no tener nadie que me pusiera normas.

Todavía no había descubierto que las normas o los límites están dentro de nosotros y no fuera. Son lo que nos dijeron que estaba bien o mal, son lo que vemos a nuestro alrededor como "normal" (lo que hace la gente en la que nos fijamos, que no tiene por qué ser ni tan siquiera lo que hace la mayoría), lo que nos dicen aquellos a los que respetamos... Recibimos mensajes en todas las direcciones, pero sólo prestamos atención a los que queremos.

Es como cuando compras un coche y lo ves por todos lados, o cuando estás embarazada y sólo ves embarazadas.

¿Por qué escuchamos unos mensajes y otros no? Cada uno vamos cargando nuestra mochila de creencias, "cosas que entendemos que son así y punto".

En algunos casos son potenciadoras: yo creo que soy muy fuerte, tanto física como psicológicamente. Es una creencia porque no tengo evidencias de ello. Pero aprovecho todos los ejemplos que puedo para alimentarla: cuando muevo un mueble yo sola en casa o cuando me repongo de un bajón. Me interesa mantener esa creencia porque cuando necesito ser fuerte, ni lo dudo, sé que lo soy (o al menos tengo esa convicción). Se convierte en una realidad porque proyecto mi creencia y me comporto de la manera que predecía.

Aunque en la mayoría de los casos es una creencia potenciadora, a veces puede ser limitante, porque no me permite mostrarme vulnerable, pedir ayuda o no asumir una tarea para la que no me siento con fuerzas.


Toda creencia tiene su cara y su cruz.


Sin embargo, hay otras que son abiertamente limitantes. Y muy específicas. En la actualidad estoy lidiando con una: “si has trabajado en un sector durante 10 años es muy difícil que te muevas a otro”. Cada vez que veo una oferta de trabajo en la que dicen “imprescindible experiencia en el sector alimentación, o lujo, o restauración o X”, pienso “ves, no puedo optar a ese puesto porque estoy encasillada”. Sólo me fijo en los mensajes que apoyan esa creencia, lo que la hace más cierta. Tanto es así, que me lleva a pensar que si realmente no voy a poder entrar en otro sector, tendría que buscar en el que he trabajado. 😱 Y así, sin quererlo, pero en piloto automático, confirmaría la veracidad de mi creencia.


Qué tramposo es nuestro cerebro.


Gemma Sánchez-Cabezudo decía:

“Al cerebro le encantan 2 cosas, ahorrar energía y tener la razón”

Gracias a las creencias instaladas, el cerebro ahorra muchísima energía, no cuestionando situaciones. Y además hace que nuestros actos confirmen su validez, le damos la razón.


Entonces, ¿qué hago? ¿Por qué a Mateo no le importa el cartel de "prohibido jugar a la pelota" y a mi me importa tanto mi creencia?


Los 5 pasos para desmontar una creencia limitante:

  1. Detectarla: Ser consciente de que tu mente te está diciendo algo, que en lugar de gasolina para avanzar hacia tu objetivo, te está frenando y desanimando. Esto es lo más difícil. Aunque sólo con saber que hay creencias limitantes, ya tienes la pista para fijarte en lo que te dices e intentar pillar alguna. (Esto es como cuando sales a correr y te estás diciendo mentalmente "no puedo más", "estoy agotada", "mañana hago el doble").

  2. Formularla: ¿Cuál es el límite que te estás poniendo? En mi caso: “si has trabajado en un sector durante 10 años, es muy difícil que te muevas a otro”. ¿Es eso, o es más bien: "para entrar en un sector tienes que conocerlo"? Es importante identificar el pensamiento concreto que te está limitando. Yo me sentía tan cómoda en un sector en el que ya conocía los productos y los clientes, que me parece una desventaja competitiva, incorporarme a un proyecto en el que tenga que familiarizarme con nuevas mecánicas de negocio.

  3. Cuestionarla: buscar situaciones en las que esa creencia limitante no se cumple. Lo más fácil es buscar ejemplos. Ejemplos en los que "para entrar en un sector NO haya tenido que conocerlo", ya sean experiencias propias o de personas que conoces. Si ya lo has hecho antes, por qué no vas a repetirlo y si los ejemplos dicen que ha sido posible para otros, por qué no va a serlo para ti. Si no tengo experiencia en un sector, qué es lo que sí puedo aportar (competencias transferibles, similitudes en el tipo de clientes, producto o madurez del negocio). Cada evidencia en contra de la creencia la tambalea un poco, hasta que deja de parecer tan sólida.

  4. Decirlo en alto: siempre hay gente a nuestro alrededor que apoya nuestras creencias limitantes. Somos sociales, nos gusta la tribu y nos solemos rodear de los que piensan como nosotros, aunque no sea lo que más nos convenga siempre. Cuando alguien haga afirmaciones absolutas sobre nuestra creencia (y siempre que haya confianza, no se trata de dar lecciones), rebatirlas con los ejemplos y argumentos que hemos encontrado en contra. Todo lo que compartimos y decimos en alto, se vuelve más válido. (Escribir este post en contra de mi creencia limitante ayuda a diluirla).😉

  5. Repetir, repetir y repetir: las creencias son ideas que hemos alimentado durante años, por lo que forman parte de los automatismos de nuestro cerebro. Cuando estamos ante una situación concreta, el cerebro busca en el archivo de respuestas aprendidas y la aplica sin que seamos conscientes. La única manera de encontrar otras respuestas es detectar que vamos en automático y tomar los mandos. Volver a argumentar y apoyar por qué esa idea no es siempre así.


No se trata de eliminar una creencia, porque seguro que tiene una intención positiva y nos sirve de algo (todos los mensajes de nuestro cerebro buscan beneficiarnos y protegernos, pero esto es otro tema). Lo importante es que no nos limite para conseguir lo que queremos, que en mi caso es trabajar en un sector distinto.


#creenciaslimitantes #limites #coaching #creencias



0 vistas

©2018 by lauracalvoortega - la No consultoría. Todos los derechos reservados. Contacta. Aviso legal y condiciones de uso